Style Sampler

Layout Style

Patterns for Boxed Mode

Backgrounds for Boxed Mode

info@energyfruits.es

977573184

BLOG - NOTICIAS

Biofach 2017: Reflexiones

CONSIDERACIONES sobre la calidad DESPUÉS DE BIOFACH 2017

Por segundo año consecutivo hemos estado exponiendo nuestros productos en Biofach. Ha sido una experiencia divertida y reconfortante. El equipo (Diego, Ignacio y yo), lo hemos pasado en grande entre nosotros y con los visitantes. El sector "Eco" es un sector simpático! Y hemos podido contrastar que el camino en el que estamos despierta el interés de las personas que nos visitaron: eso es reconfortante.


En cuanto a mi visión de la feria en general, es que los productos "Eco" o "Bio" como les llaman ahí, es ya "mass market". Es ya algo corriente. Ahora el supermercado que NO tiene productos ECO es el raro. Eso es bueno, pero cuidado, que también supone una amenaza. Me explico:

Cuando se populariza un producto; la maca, el azúcar de coco, las bebidas vegetales, etc... las personas y empresas que trabajan con grandes volúmenes se fijan en el mismo. Y el que trabaja grandes volúmenes trabaja grandes cifras, y el que trabaja grandes cifras (probablemente como empleado a su vez de una gran empresa), tiene por objetivo abaratar céntimos constantemente, por que unos pocos céntimos sobre 100.000 unidades son unos cuantos miles de Euros.
Eso conlleva presión sobre los productores, y tentaciones relacionadas con la calidad, con los métodos, con los salarios, y con la depredación del medio ambiente.


El otro día, un importador de moringa me dio precio para calidad A, y para calidad B. Es decir, supuestamente buena calidad, y mala calidad. Yo rechacé las dos ofertas. Intento huir de los productos que tienen calidades A y B, si vendes la A te dicen que vas caro, y si vendes la B, estás engañando (y para eso me hago atracador de bancos que debe ser más excitante).

Me acuerdo que en mi vida anterior (:-)) cuando trataba con consumibles informáticos había hasta calidad D (es decir que fallaban más que una escopeta de feria), yo siempre rechazaba los productos de calidades inferiores, pero me acuerdo entonces que yo me creía un gran negociador por bajar un céntimo de dólar al fabricante chino de turno en cada compra. Lo que acababa ocurriendo es que la calidad del producto se acababa resintiendo.

Aquí hablamos de productos saludables, productos que introducimos en nuestros cuerpos, de hacer de nuestro alimento nuestra medicina. Sería una terrible ironía acabar en una dinámica en la cual vendiésemos productos saludables de mala calidad. ¿No?